40 Emprendedores nos cuentan sus miedos al empezar y cómo los vencieron (Parte 3)

//40 Emprendedores nos cuentan sus miedos al empezar y cómo los vencieron (Parte 3)

40 Emprendedores nos cuentan sus miedos al empezar y cómo los vencieron (Parte 3)

Ya la tercera entrega de la serie de posts INSPÍRATE donde 40 emprendedores de diversos ámbitos nos van a compartir sus valiosas experiencias.

¡Descubre cómo lo han hecho otros emprendedores e ínspirate para seguir tu camino! Te recomiendo que leas hasta el final, cada testimonio es un regalo de sabiduría. 

Las preguntas son 2:

1) ¿A qué miedos o bloqueos te enfrentaste al emprender?

2) ¿Cómo los superaste?

¡Espero que lo disfrutes!

Antonio G.www.inteligenciaviajera.com

Principalmente, destacaría tres miedos.


1. La inseguridad. Para esto pienso que lo primero que hay que hacer es cambiar el chip, la mente. Tienes que ser consciente de que puedes crear acciones en un futuro, realidades, antes de que se produzcan poniendo mucho foco en la atención, en la conciencia.


La frase “cuando quieres algo el mundo, conspira para que puedas realizar tu sueño” en cierta medida es cierta. Obviamente tienes que poner mucha dedicación en ello.


Siempre hay una inseguridad pero el viajar me ha ayudado a caminar feliz por esta vulnerabilidad.


Como vivo viajando, muchas veces no se muy bien donde voy a estar mañana, cuando voy a llegar o donde voy a dormir.


Ser flexible y no tener miedo de vivir en esa inseguridad te hace mucho más fuerte.


2. El miedo al fracaso, a lanzar un proyecto y que no tenga resultados. Creo que es el miedo número de todo emprendedor al lanzar un nuevo proyecto al mercado.


Lo que tenemos que hacer, en este caso, es cambiar nuestras creencias. En lugar de pensar que el fracaso es malo, deberíamos pensar lo contrario.


Cada nuevo fracaso es un peldaño que te llevará al éxito.


Personalmente había fracasado mil veces hasta que finalmente tuve éxito con el lanzamiento de Inteligencia Viajera.


Pero antes de esto fracasé como pianista, trompetista, atleta, ajedrecista, fotógrafo y arquitecto.


3. El miedo a perder una inversión grande al comprar una formación o mentoría.


Cuando gastas dinero por encima de los 1.000 euros o incluyo por encima de los 3.000 como yo mismo llegué a gastar en un mentor, sientes miedo o vértigo.


Esto es normal e incluso puede no salir bien pero tenemos que pensar que va a salir bien y pensar, desde el principio, cómo recuperar esa inversión lo más rápido posible.

Antonio G., www.inteligenciaviajera.com 




Antonio G.: "Cada nuevo fracaso es un peldaño que te llevará al éxito"

Click to Tweet
Ester Vegawww.estervega.com

1)Gracias Cristina por darme la oportunidad de compartir mi experiencia con otros, sé que muchas veces las personas creen que sus miedos y bloqueos son únicos, pero al escuchar o leer las historias de otros pueden sentirse aliviados e identificados, a la par que consiguen inspiración y esperanza para seguir adelante. Así que has tenido una maravillosa idea con este post.

Mis miedos y bloqueos cuando empecé a emprender fueron muchos, es algo que suelo compartir entre mi audiencia, ya que si la gente no sintiera miedo habría muchas más personas en el mundo alcanzando sus sueños.

Yo tardé 8 años en dejar un trabajo que lo único que me aportaba era un dinero a final de mes precisamente por los miedos.

¿Y cuáles eran esos miedos que me mantuvieron aguantando día tras día?

Pues me daba miedo prescindir de mi sueldo, tenía miedo a perder mi estabilidad económica, miedo a equivocarme o fracasar, me daba miedo defraudar a mi familia, me daba miedo no estar lo suficientemente preparada, me daba miedo la crítica.....

Y sabes una cosa, todos esos miedos se hicieron realidad...

Fracasé en varios proyectos, me equivoqué al tomar decisiones, perdí tiempo y dinero en algunas formaciones que hice, mi padre se sintió defraudado por querer dejar la empresa, y nunca me sentía suficientemente preparada... pero gracias a todos esos errores, pasó algo muy importante por el camino, algo que me permitió ser la persona que soy hoy. Gané en poder personal, gané en seguridad en mi misma, ¡empecé a creer en mí!!!

2)Precisamente superé mis miedos, viviéndolos, enfrentándolos, descubriendo que a pesar de equivocarme, de fracasar, de sentirme sola, perdida y en ocasiones frustrada y decepcionada, todo eso me hacía crecer como persona y como profesional.

Fueron necesarios esos 8 años para sentirme valiosa, para sentirme fuerte, para conseguir el coraje y la confianza en mí misma que me ayudaran a dar el gran paso de lanzarme y empezar a tener grandes resultados en mi negocio. Hasta que yo no hice eso, no conseguí un ingreso mensual que sustituyera mi sueldo en el trabajo. Por eso yo les digo a mis clientes que tus resultados son proporcionales a los miedos que hayas conseguido superar y lo grande que sientas que ya eres.

Me ayudó mucho tener un GRAN SUEÑO, mis ganas de dejar ese trabajo, de ser LIBRE, de tener una vida enfocada en la pasión, enfocada en algo que realmente me llenara, hizo que me levantara tras cada derrota y siguiera intentándolo.

Hoy siguen apareciendo miedos, algunos ya los he superado, ya no pueden conmigo, entonces es cuando aparecen otros mayores para que seguir creciendo.

Y ahí es para mí donde radica la diferencia entre la persona que sueña y el que cumple sus sueños, el primero solo anhela que llegue el mejor momento, el segundo avanza a pesar de sus miedos y por el camino aprende a ser más grande que ellos.

¡Así que yo te animo a que te hagas muy GRANDE y que empieces a cumplir todos tus sueños!

Ester Vega, www.estervega.com​

Ester Vega: "Tus resultados son proporcionales a los miedos que hayas conseguido superar"

Click to Tweet
Irene Rodrigowww.tecomunicas.com

1)La verdad es que el emprendimiento en mi vida ha sido algo muy natural. Los miedos, más que presentarse al inicio del camino, van apareciendo a medida que avanzo por él. El miedo más recurrente en mi trayectoria es el de no conseguir “triunfar” o “tener éxito” con mis proyectos. Este miedo suele aparecer cuando estoy travesando una época de “siembra”, es decir, cuando estoy esforzándome al máximo por sacar algo adelante y todavía no ha habido tiempo ni espacio para que los resultados se manifiesten. Uno de mis talones de Aquiles es la impaciencia, y a veces pretendo que la cosecha llegue mucho antes de lo que sería natural.

2)Supero ese miedo poniendo mi vida en perspectiva y dándome cuenta de que todo forma parte de un proceso perfecto en el que cada acontecimiento se da cuando estoy preparada para vivirlo, ni antes ni después. Para esto me ayuda mucho el silencio, la meditación, la introspección; estar conmigo misma, sintiendo lo que hay, en lugar de anestesiar mis sentidos para acallar el malestar o el miedo.

Irene Rodrigo, www.tecomunicas.com 

Irene Rodrigo: "Todo forma parte de un proceso perfecto"

Click to Tweet
Álvaro Lópezwww.autorrealizarte.com

1)El principal miedo al que me enfrenté fue a que no saliera bien y que tuviera que volver a un trabajo por cuenta ajena, por aquel entonces no tenía ni idea de emprender. Aunque había liderado grandes proyectos internacionales el desconocimiento de qué pasos tenía que dar me hacía sentir sin rumbo fijo y con una gran incertidumbre sobre mi futuro.

2)La verdad es que creo que lo más importante es que siempre he tenido fe en lograrlo, así que me puse a buscar soluciones.
Entonces pensé que cuando uno está sin rumbo necesita una brújula, y entonces decidí contratar a un mentor. Él me guió en mi camino y me ayudó a dar los pasos necesarios.
Ah! también he de decir que ese miedo a volver a un trabajo por cuenta ajena me invitaba si cabe aún más a buscar la solución a ese bloqueo. 😉

Álvaro López, www.autorealizarte.com​

Álvaro López: "Lo más importante es que siempre he tenido fe en lograrlo"

Click to Tweet
Magüi Moreno
www.alifeinawareness.com

1)Sobre todo al miedo al fracaso, que además en mí tiene una vertiente de vergüenza/ridículo vinculada a la visibilidad y al exponerme en público. El bloqueo de fondo ha sido el deseo de perfección - una necesidad casi debilitante de validación por parte de los demás.

2)Sintiendo visceralmente que el tiempo es finito. Aunque pueda parecer deprimente o mórbido no hay nada como darse cuenta a diario de la mortalidad propia ¡para ponerse las pilas! Mi deseo de contribución tiene ahora mayor fuerza que la procrastinación a la que me llevaba el miedo al fracaso.

Entendí profundamente la intención positiva de ese bloqueo y miedo y busqué medios más ecológicos (que no me costasen tanta energía a todos los niveles) para satisfacer mi necesidad - muy común - de amor y protección: la autenticidad, la compasión hacia mí misma, la honestidad hacia mí y los demás, y un sentido mucho más claro que quién soy y lo que me mola y puedo aportar. Es decir misión, visión y acción desde mi esencia.

No puedo ser perfecta - me di cuenta de la futilidad de querer agradar a todos, esa "gente" nebulosa que usamos para no salir de nuestra zona de confort. He trabajado mucho mi diálogo interno crítico, tomando conciencia de él se ha ido poco a poco disipando su poder sobre mí.

Pasando a la acción y disfrutando por el camino. Todas las experiencias son oportunidades para crecer.

Magüi Moreno, www.alifeinawareness.com 

Magüi Moreno: "Todas las experiencias son oportunidades para crecer"

Click to Tweet
Fabiana Panetta

1)Desde muy joven, con 22 años comencé con mi primer emprendimiento, llevar a la práctica una idea que tenía en la cabeza, algo que no había sido hecho antes, o sea que no soy nueva en esto de emprender. En aquella época no me daba miedo nada y a todo me lanzaba con pasión y desenfado, y la mayoría de las veces triunfaba!

Echando la vista atrás observé que siempre había estado acompañada de mi inseparable amiga del alma, y que juntas habíamos hecho grandes cosas.

Pero llego un momento en que mi amiga del alma decidió coger otro camino. Nuestra amistad quedo intacta, pero la relación laboral se disolvió y allí fue que me tuve que enfrentar a mis verdaderos miedos.

Me di cuenta que no quería trabajar sola, y comencé a buscar otros socios. Después de 3 fracasos consecutivos llegué a la conclusión de que la vida me estaba tratando de enseñar que tenía que volar sola, y ahí comenzó mi verdadero aprendizaje.

2) La verdad que superé el miedo a emprender sola haciendo un análisis de lo que me apasionaba hacer. Cuando miré en mi pasado en los momentos en los que había sido más feliz, vi claramente que era cuando estaba haciendo lo que me apasionaba.

Entonces mi razonamiento fue, si hago lo que me apasiona estaré tan comprometida con mi trabajo que no necesitaré un socio, sino que yo seré la que tenga el control total de mi proyecto y será imposible fracasar.

Y así fue, decidí organizar Exitario y fue un éxito rotundo. Y todo porque me enfrenté al miedo de emprender en solitario y lo hice siguiendo mi pasión!

Fabiana Panetta, www.elexitario.com​

Fabiana Panetta:"La vida me estaba tratando de enseñar que tenía que volar sola"

Click to Tweet
Ana Costa
www.zonamindful.com

1) Para mí, emprender significa hacerle frente a un montón de miedos, porque soy bastante miedosa. No puedo hablar en pasado, sino en presente, porque sigo teniendo miedo hoy: miedo a exponerme y que afecte a mi privacidad, miedo a defraudar, a no dar la talla, miedo a que no me vaya bien y no pueda vivir de lo que amo, miedo a vender y a cobrar por mi trabajo, miedo a las críticas, miedo a la tecnología….

Pero, quizás, el principal miedo que tengo es el miedo al éxito: a no saber manejarlo si me va bien, a no sentirme merecedora de él…

2) Creo que la única manera de superar los miedos es siguiendo adelante a pesar de ellos. Me he dado cuenta de que, si en lugar de evitarlos, me hago muy consciente de mis miedos y los vivo al 100%, consigo “hacerme amiga” de ellos y llevarlos mejor. Si me resisto a mi miedo y no quiero sentirlo, o no quiero que se me note, me bloqueo y soy incapaz de hacer nada. Pero, si acepto que tengo miedo, lo reconozco y lo “miro de frente”, algo dentro de mí se libera y me permite seguir adelante a pesar de todo. Es algo así como permitirme ir a favor de la ola en lugar de querer luchar en su contra. Si me dejo arrastrar por la corriente, llego mucho más lejos 😀

Y, una vez superado el reto, suelo ver que, al final, no era para tanto y que soy capaz de mucho más de lo que creía. ¡Y te aseguro que tú también! ¡A por todas, valiente! ¡Tú también puedes! 😉

Ana Costa, www.zonamindful.com ​

Ana Costa: "Soy capaz de mucho más de lo que creía"

Click to Tweet
Cristina Pirizwww.tallerdesalud.com

1)Un miedo que tenía fue el qué diría la gente, cómo reaccionarían cuando les comentara mi proyecto… ¿Me entenderían? ¿Me criticarían? Este lo aparqué rápido porque si tengo que vivir de lo que los demás aprueben o no, voy lista.
Otro miedo era que no tenía tan claro la dirección que quería darle a mi proyecto. Tenía la idea general pero no los detalles y no sabía si así ya bastaba.

2)El primer miedo lo superé diciéndome que era una idea tomada, sin marcha atrás, y que cuando alguien se pusiera pesado o negativo en cuanto a mi proyecto lo cortaría sin más. A no ser que el feedback sea sustancial y venga de alguien con experiencia no admito entrar en la negatividad y el catastrofismo. Es una regla que me he impuesto.
Para la segunda me dije que el tema era ponerme en marcha y ya se iría viendo, que debía confiar y dejar fluir, y siempre trabajar duro por mejorar cada día. Y eso estoy haciendo.

Cristina Piriz, www.tallerdesalud.com 

Cristina Piriz: "Debía confiar y dejar fluir"

Click to Tweet
Isabel Corellwww.isabelcorell.com 

1) En mi caso desde muy joven sentía interiormente que quería ser libre por encima de todo y que yo crearía mi propio trabajo al margen de lo establecido. A los 18 años aproximadamente empecé a invertir en bolsa, algo no muy común a esa edad y tampoco en mi entorno. Nací en un pueblo muy pequeño de Valencia (España) donde todo el mundo se dedica a la agricultura. Sin embargo, el ejemplo que vi en casa es que se podía emprender y tener éxito. Mis padres llevaban años siendo autónomos y vendiendo ellos mismos las naranjas, melones, patatas, tomates… que plantaban. Así que con su ejemplo y con mis ganas de libertad casi toda mi vida he trabajado como autónoma.

Me he dedicado al periodismo freelance, la promoción inmobiliaria, he trabajado como Community Manager y Social Media Manager, he montado una S.L junto a una socia en Madrid, Quántica Comunicación, una agencia de comunicación y también he montado un negocio local en Logroño, NaturArte, un centro de crecimiento personal. Desde hace 3 años me dedico al coaching, a ayudar a la personas a encontrar su misión de vida desde mi propio camino. Puedes conocer mi trabajo en isabelcorell.com.

El principal obstáculo que me he encontrado en mi camino de libertad como emprendedora es la incomprensión de las personas de mi alrededor, sobre todo amigos. Porque mi familia siempre me ha apoyado en todo. El precio que he pagado en muchas etapas de mi vida, sobre todo de los 18 a los 33, es la desconexión. Si no me hubiera alejado de mi entorno me hubiese lastrado para hacer realidad mis sueños.

2)Somos la suma de las 5 personas con las que más nos relacionamos, por tanto tener un entorno que te apoye y te potencie es fundamental cuando decides emprender.

Isabel Corell, www.isabelcorell.com​

Isabel Corell: "Tener un entorno que te apoye y te potencie es fundamental".

Click to Tweet

Si quieres leer el primer post de la serie ÍNSPÍRATE, pincha aquí.

Para el segundo post, pincha aquí.

2017-02-10T14:01:28+00:00 8 febrero, 2017|Categorías: General|10 Comentarios

About the autor:

Me llamo Cristina Ramón y soy coach profesional. Ayudo a las mentes libres y a las emprendedoras a vencer sus miedos, a creer en sí mismas y a emprender su camino. Porque el mundo necesita tu pasión y todo lo que deseas está al otro lado del miedo. Estoy convencida de que si cada persona siguiera su corazón, su mundo y la sociedad se transformarían. Por eso lo he llamado: "la revolución del corazón".

10 Comentarios

  1. Isabel 08/02/2017 en 11:25 - Responder

    Muchas gracias por esta oportunidad para hablar de obstáculos y frenos a la hora de emprender. Te ha quedado precioso Cristina!! Me gustaría añadir que aunque emprender siempre ha formado parte de mí ADN, lo que descubrí hace muy poco en un curso de constelaciones organizacionales es que lo que más miedo me daba no era fracasar, sino brillar. Mi mayor miedo era a BRILLAR y creo que detrás del miedo a fracasar muchas veces está en realidad este miedo a brillar. Porque si brillas te alejas mucho de los estándares de la gente que te rodea, o dejas de parecerte a algún grupo importante para ti. La gran pregunta que me hice fue: ¿A quién dejaría de parecerme si brillara? Y la respuesta me sorprendió mucho y sacó a la luz algo que tenía guardado en mi inconsciente y que me hacía no querer destacar más que una persona muy importante para mí, mi padre. Son contratos inconscientes que hacemos y de los que no somos conscientes hasta que nos hacemos mejores preguntas. Gracias y un abrazo enorme Cristina.

    • Cristina Ramón 08/02/2017 en 11:35 - Responder

      Hola Isabel, Muchas gracias por tu aportación y por lo que nos añades en este comentario, qué descubrimiento tan revelador … La verdad es que a veces se piensa que es el miedo al fracaso el que más nos condiciona, pero como tú dices, este miedo a brillar también está en el inconsciente muchas veces… qué contradictorio a la vez que buscamos tener éxito haciendo aquello que amamos! un abrazo enorme y muchos éxitos.

  2. Ester Vega 08/02/2017 en 11:33 - Responder

    Muchas gracias Cristina por todo lo que compartes, estoy segura que esta información es de gran utilidad para esas personas que se sienten bloqueadas y pueden ver que no están solos en el camino, y que aunque a veces cuesta, siempre hay luz al final. Besos

    • Cristina Ramón 08/02/2017 en 11:47 - Responder

      Muchas gracias Ester por tu comentario y por tu aportación… Exacto!, no están solas en este camino porque todos compartimos los mismos miedos pero siempre sale el sol si persistes y crees en ti! un abrazo y seguimos dando pasos!

  3. Ana Costa 09/02/2017 en 07:28 - Responder

    Hola, Cristina.
    ¡Felicidades por esta colección de artículos tan inspiradores que estás publicando!

    Estoy convencida de que, tanto si los leen personas que están pensando en emprender, como si lo hacen personas que no van en esa dirección, les va a resultar a todos de gran ayuda esta gran selección de ideas aportadas por tantos profesionales extraordinarios del emprendimiento y el crecimiento personal.

    ¡Me están gustando muchísimo! Y, para mí, ha sido un gran placer y un enorme privilegio haber podido participar al lado de profesionales tan grandes e inspiradores. ¡Muchísimas gracias por haberme invitado! Estoy encantada 🙂
    Y, al resto de profesionales que participan, ¡muchísimas gracias por vuestras aportaciones tan enriquecedoras! Estoy aprendiendo un montón 😉

    De entre todo lo aportado, creo que resaltaría la idea de que, no es que uno se decida por fin a emprender porque ya ha superado todos sus miedos, sino que, como comentan los compañeros, el proceso es al contrario: me lanzo a emprender, a pesar de los miedos que tengo, y, después, poco a poco, los voy enfrentando y superando. Y, con lo que voy aprendiendo por el camino, avanzo y crezco más.
    A mí saber que la vida me va a ir trayendo lo que necesite aprender en cada momento, me da la tranquilidad y la confianza que necesito para seguir adelante.
    En mi opinión, tener claro que el miedo es siempre un compañero de viaje no solo del emprendimiento, sino de la vida, ayuda a dejarle un espacio, ponerlo en su lugar y darle la perspectiva adecuada para no dejarnos vencer por él.
    Parece algo muy difícil de conseguir, pero, como tan bien explican los compañeros, no solo es posible, sino que es la mejor manera de avanzar 🙂

    ¡Gracias otra vez, Cristina, por aportarnos tanto!

    Un abrazo enorme a todos.

    • Cristina Ramón 10/02/2017 en 09:33 - Responder

      Hola Ana,
      Muchas gracias por tu participación y por esta reflexión. Un lujo contar con todas vuestras aportaciones, con toda esta riqueza y diversidad…
      Exacto, no es que emprendas cuando hayas superado todos tus miedos (jeje yo al principio pensaba eso, actuaré cuando no tenga miedo), si no que te lanzas y los vas superando a medida que aparecen… y es que cuando superas uno, entras a otro nivel y allí hay otros… como cuando te da miedo escribir un post, empiezas a escribirlos cada semana y el cielo no se cae, eso ya es parte de tu nuevo nivel de normalidad y entonces piensas en el siguiente, que será igual dar conferencias. En fin, que es un camino continúo, pero sin duda muy enriquecedor porque siempre estás creciendo y eso da mucho sentido a nuestra vida! La vida es sabia, y nunca te pone delante un obstáculo que no puedas superar, sino para que desarrolles aquellos “músculos” que tienes que entrenar para llegar a esa vida plena y abundante. Hay que confiar y saber que todo está perfecto, porque con la perspectiva del tiempo, ves que todo sucede en un orden perfecto. Un abrazo enorme y muchos éxitos Ana!

  4. Cristina Píriz 10/02/2017 en 11:58 - Responder

    Hola Cristina,

    Ante todo muchas gracias por darme la oportunidad de participar en este post, y más todavía cuando veo que hay varios de los grandes en la lista 🙂

    La verdad es que grandes o pequeños, todos pasamos por los mismos miedos y las mismas (duras) etapas, pero lo importante es hacerlo, crecer cada día, aprender y ser flexibles y… ante todo… no dejar que decaiga la motivación y el espiritu de lucha.

    Un saludo guapa,
    Cristina

    • Cristina Ramón 10/02/2017 en 12:20 - Responder

      Hola Cristina, muchas gracias por tu participación y por comentar! Sin duda, los miedos no diferencian a grandes o pequeños, todos compartimos el mismo camino de crecimiento hacia nuestros sueños. Si crees en lo que haces y persistes, al final llegas a tu meta…Te mando un fuerte abrazo, Cristina

  5. Elena 11/02/2017 en 13:06 - Responder

    Muy buen articulo Cristina. Las aportaciones muy enriqucedoras y con cuales aprendo mucho. El camino de emprender no es facil, pero es como mejor escuela para nuestro crecimiento personal y profesional. Yo he tomado decision a empezar con mi proyecto y tengo tremendo miedo. Cada dia entiendo mas y mas que si soy sincera conmigo misma y entiendo lo que exactamente quiero aportar lo necesito exponer. Cualquier acion es mejor que quedarse sin hacer nada. Aunque podemos equivocarnos y no podemos parar, necesitamos seguir para crear cada dia version mejor de nosotros mismos. Gracias por tu gran trabajo, para mi es una inspiracion ver tanto gente buena que sigue persitiendo para cumplir sus sueños y ayudar a los demas. un abrazo muy grande. Elena

    • Cristina Ramón 11/02/2017 en 15:44 - Responder

      Hola Elena, muchas gracias por tu comentario y por tu valentía compartiendo. Todos tenemos miedos, y aunque yo antes los rechazaba y me paralizaban, si quieres aportar al mundo y vivir de la profesión que amas, tienes que aprender a actuar a pesar de ellos. Aunque te tiemblen las piernas! Luego una vez que pasas a la acción ves que no era para tanto, y has crecido, ya pasaste al siguiente nivel, donde vencerás nuevos miedos… No se acaba nunca el proceso 😉 Pero así es como creces y te conviertes en ese “quién” capaz de lograr ese objetivo. Es un proceso de desarrollo personal profundo, sin duda, muy enriquecedor. Muchas personas se quedan en el mundo de las ideas y nunca emprenden aunque su corazón les grita! Tú ya has dado el paso, eres muy valiente, y persistiendo, llegarás a conquistar tu sueño, mucho ánimo y muchos éxitos! un abrazote

Deje su comentario

Responsable » Cristina Ramón (yo misma).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de AuralSolutionsServices (proveedor de hosting de larevoluciondelcorazon.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de AuralSolutionsServices aquí.
Derechos » en cualquier momento podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.